El Social selling es mucho más que una palabra de moda

 

Si bien es importante conocer el origen de las redes sociales, las razones de su nacimiento, sus ventajas y desventajas y cómo hacer una planificación de marketing correcta para darles un uso realmente adecuado cuando de marcas se refiere, tener claro el punto de las ventas en estas herramientas es fundamental.

En Marketing, aprovechar cada una de las ventajas que las redes sociales nos ofrecen es una obligación. Se trata de una plataforma que nos permite llegar a más personas y más lejos por un coste mínimo, por así decirlo.

Ama lo que haces: Identifícate con tu marca

En primer lugar, y sí, muy importante, es el hecho de que para poder mostrar algo al mundo, sobre todo en plataformas sociales, es necesario que te identifiques 100% con tu marca y con lo que vendes. Tanto si trabajas para alguien o te has convertido ya en un emprendedor de tu propio negocio, debes mostrar con seguridad y confianza que vale la pena que tu producto o servicio gane notoriedad, porque esa misma afinidad la estarás transmitiendo a tus posibles clientes. Al lograr esto, esa confianza que vas a mostrar en tu marca deberá crear un nexo entre lo que estás ofreciendo, y la vida de tus buyer persona o clientes potenciales, y sus necesidades.

Enfócate

Es posible que cuando se está en esa etapa de crecimiento la adrenalina de emprendedor nos juegue una mala pasada. No está mal que nuestras energías lleguen al máximo y sintamos que podemos conquistar el mundo, pero definitivamente debemos estar enfocados. No pretendas venderte al mundo, a todo tipo de público, resolver los problemas de todos y agradar a todos. Si haces esto lo más probable es que sea en vano. A alguien le quedarás mal. “A mayor enfoque, mayor relevancia “.

Está demostrado que una marca aumenta su potencia cuando reduce el campo de acción de sus operaciones, y con las personas pasa lo mismo. Las probabilidades de que el público piense en ti aumentan considerablemente si dices que te dedicas a una sola cosa y no a miles.

Una vez que hayas definido tu campo de acción y por ende, a tu público objetivo y buyer persona, entones comenzaremos a trabajar en ese nexo, ese lazo que va a unificar lo que nosotros vendemos con los problemas o necesidades de esos posibles clientes, y aquí entran en juego nuestras estrategias y planificación de contenidos. Porque lo anterior, es la base que sostiene de qué van a ir nuestras publicaciones y el contenido que queremos mostrar a nuestra audiencia.

Obviamente, ¿de qué vamos a hablar? ¿únicamente de nuestro producto o servicio? No. Error. La manera de crear ese nexo no es agotar a nuestra comunidad con publicidad directa que los obstine. La manera es darles un contenido de calidad que hable de sus intereses, pasiones, gustos, problemas, estilo de vida, y dejar “colar” a nuestra marca como esa solución que realmente ellos están necesitando.

Es hora de hacernos notar

Muy bien, ya nos hemos sincerado. Tenemos claro quiénes somos, qué vendemos y a quién se lo vendemos, es decir, qué necesidad estamos calmando y a quién le estamos quitando ese dolor. Ahora, tenemos que hacernos notar. Ciertamente existen muchos canales para hacerlo, pero estamos tratando sobre social selling, así que nos quedaremos estrictamente en el campo online.

Nuestro propio público objetivo debe darnos pistas de hacia dónde debemos ir, y de dónde hacernos notar. No solo se trata de esos canales que son “fijos” porque allí están la mayoría de las personas, sino de que estén las personas que a mí me interesan.

Por otra parte, crear una página web o un blog es la piedra angular de todo, es lo que te va a permitir empezar a ser percibido como alguien relevante y confiable y Google comenzará a posicionarte, así que, es la clave para ganar notoriedad. La página web es sin duda como la tienda física a la que tus clientes pueden entrar, en este caso, a cualquier hora y desde cualquier parte del mundo. Así que, es más que necesario.

¿Qué sigue después de esto? La clave que todo emprendedor de verdad no puede olvidar: ¡Sé constante! ¿de qué vale que crees un blog si lo dejarás olvidado? Ojo a esto. Publica al menos una vez por semana un artículo de 500 palabras como mínimo, y dale contenido de valor a tu comunidad, que la ayude realmente a resolver sus problemas. Tus posts siempre tienen que tener alguna llamada a la acción, por lo que debes intentar que la persona que visita tus publicaciones te dejen su contacto o su email a cambio de algún contenido exclusivo muy bueno o simplemente suscribiéndote a tu newsletter.

Estas sin duda, son algunas formas básicas y sumamente importantes que te permitirán generar lazos fiables entre tu producto y tus clientes.

@RenaAguirre

 

Share This