¡Que no cunda el pánico! Todo tiene solución y nosotros te la daremos. La inspiración y la investigación son nuestras aliadas en estos momentos de crisis.

 

A todos los que trabajamos con creación de contenido, del tipo que sea, nos ha pasado más de una vez que no sabemos qué escribir, qué diseñar o de qué hablar. Sentimos que perdemos la chispa, la creatividad, y muchas veces entramos en crisis cuando se trabaja con fechas tope. Sin embargo, no hay nada malo con eso, es un problema común que, al igual que todos, tiene solución.

Muchas personas tienen el don de la creatividad todos los días y a toda hora, pueden crear de lo que sea, cuando sea. Esas son personas afortunadas que incluso pueden llevar su trabajo por adelantado. También, existen las personas que son creativas por etapas y otras que deben buscar constantemente formas de sacar a flote su creatividad e imaginación.

Por esto, es importante conocer los factores que activan el arte en nuestra mente. Para todos, funciona diferente, pero solo es cuestión de ir probando las alternativas hasta encontrar lo que se adapte a ti. No debes cerrarte a las posibilidades tampoco, si piensas que estarás en un atasco mental, posiblemente pase porque estás pensando mucho en ello. Así que los pensamientos deben estar enfocados en lo que quieres y en lo que hay que hacer para conseguirlo.

Inspiración visual

Textos, fotografías y videos son fuentes de inspiración para muchos. En momentos de bloqueos, leer un libro, artículos, historias… o tal vez buscar fotografías y videos de temas muy artísticos puede desencadenar una ola de creatividad para ciertas personas. Dentro de los posibles temas de fotografía, está la naturaleza en todas sus expresiones, desde animales a paisajes, personas en retratos, niños, vida diaria, bebés, composiciones de arte, plantas, flores, lluvia e incluso imágenes abstractas. Depende de la personalidad de cada quien elegir el tema que quiere usar para imaginar. Por otra parte, si prefieres los videos, YouTube es una gran plataforma para ver literalmente lo que quieras, o si quieres, puedes darle una oportunidad Instagram Tv con opciones de video más cortos.

Musicalización

¿Ya le pusiste banda sonora a tu trabajo? Si no lo has hecho, puedes deberías ir buscando los temas correctos. La música es milagrosa, logra tantas cosas en los seres humanos que aún es difícil de creer todos los beneficios que tiene. Al escuchar nuestras canciones favoritas o ciertas notas musicales, en nuestro cerebro ocurren procesos que despiertan muchas emociones, como la felicidad, por ejemplo. Además, la creatividad se activa y a veces no parará. Por esto, lo recomendable es crear una lista de reproducción con los temas musicales que tienen buenos efectos en nosotros y dejemos por fuera esos que nos hacen querer llorar más que María, la del Barrio o que cualquier novela de Lupita Ferrer. Canciones alegres, con buen ritmo, bailables, o un buen rock and roll, son buenas opciones para inspirarse. Aunque también, están esas personas que prefieren audio de sonidos relajantes como el mar, lluvia, sonidos de animales o cualquier tema instrumental.

Date un break

En momentos de estrés o cansancio no pensamos con claridad. Si nuestra falta de ideas proviene de esa causa, lo ideal es descansar, despejar la mente, darnos un break del trabajo, aunque sea por unos minutos. Es muy difícil cuando se trabaja bajo presión o con fechas de entrega, pero no es imposible. Una mente cansada no puede crear igual que una en descanso, y no está bien forzar nuestro cerebro a toda costa.

Si eres de las personas que sufre de estrés constante, pero trabajas con creación de contenido, la Técnica Pomodoro es una buena ayuda. Esta no es más que un método de administración de tiempo en el que se establece una actividad y se lleva a cabo por partes, con intervalos para descansar. Usualmente, se realizan 25 minutos de trabajo, llamados pomodoros, seguidos de 5 minutos de descanso, los cuales se van aumentando cada 4 pomodoros. También es ideal para personas cuyo trabajo se realiza por procesos.

¡Habla!

Expresarte con tu pareja, familia, amigos y compañeros de trabajo ayuda a liberarte de los pensamientos que están obstaculizando tu creatividad. Saca todo eso que tienes en la mente, exteriorízalo, quédate son la cabeza ligerita para poder crear. Esto ayuda también cuando de las conversaciones, provienen ideas que puedes ampliar y dividir para el uso en tu trabajo. Así que no temas si estás en un momento donde no sabes qué crear, ponte a hablar como un radio viejo y ya verás cómo fluyen las ideas.

Investiga sobre el tema

Si ya tienes definido de qué tratará tu contenido, busca en la web y en redes sociales otros enfoques que las personas le dan. Puedes leer y orientarte de lo que ves y de qué es lo que quieres hacer. No te preocupes por crear una copia o pensar que te faltará originalidad, pues no necesariamente tiene que pasar. Todos tenemos diferentes puntos de vista y un mismo tema puede ser abordado de mil maneras diferentes. Sé tú mismo, dale tu toque y todo estará bien, de este modo, lo que investigues servirá más bien como apoyo a lo que vas a crear.

Es hora de reformular

Es común que muchas veces los encargados de crear contenido tienen establecida la temática y la forma de realizarlo. Sin embargo, en medio camino encuentran obstáculos para lograr finalizar su obra. Entonces, ¿qué hacer ahora? Pues si ninguna de las opciones anteriores funciona o no crees conveniente alguna para ti, es hora de reformular la creación. Es posible reducirla, ampliarla, cambiarla de muchas maneras, e incluso hacer algo totalmente diferente a lo que te habías imaginado en un principio. Para hacer esto, debes imaginar diferentes caminos a seguir, diferentes enfoques y cómo trabajar con cada uno de ellos. Así, el escenario que mejor se vea en tu mente, puedes hacerlo realidad y terminar tu pieza de contenido a tiempo.

Todos los creativos pasamos por momentos en los que no hallamos qué hacer para conseguir que nuestras ideas se conecten con nuestro presente, pero lograrlo es posible. Ten presente que no debes forzarte a nada pues la creatividad es algo libre que no se obliga. No desesperes que todo tiene solución y de estas alternativas solo tienes que encontrar la que se adapte a ti, o tal vez puedas tomar todas las opciones para momentos diferentes y así aprovechar el máximo de tu creatividad. Sea lo que sea, las ideas siempre salen, siempre triunfan y nos hacen capaces de muchas cosas. Tiempo al tiempo… y arte al arte.

 

Share This