En todo anuncio, el texto, sea corto o largo, debe tener un propósito que lo lleve a alcanzar los objetivos publicitarios. Por esto, las estrategias lingüístico – discursivas ofrecen recursos que facilitan la elección de palabras y frases en el ambiente del marketing. Hoy, te ayudamos a conocerlas.

 

Uno de los puntos focales de la publicidad, es sin duda el texto que se emplea en ella. Si bien es cierto que la imagen es la que se lleva la mayoría del crédito, el texto ayuda a comprender el contexto y a terminar de “enganchar” a la audiencia.Por lo tanto, para que una imagen publicitaria sea eficiente y eficaz, debe contar con un buen texto que la complemente. Es por esto que el empleo de las estrategias lingüístico – discursivas es una herramienta que no puede dejarse de lado.

Estas estrategias hacen que los textos publicitarios vayan de la mano con los objetivos, tales como alcanzar un mayor número de ventas y tráfico a la web, multiplicar la visibilidad y notoriedad de marca, llegar a nuevos mercados, fidelizar clientes, obtener resultados óptimos a corto plazo y conseguir un ROI positivo. Es importante destacar que la aplicación de las estrategias lingüístico – discursivas pueden aplicarse con total libertad tanto en campañas offline como en campañas estrictamente online. Para esto, solo se adapta el contenido al medio y canal en el que se difundirá.

Así pues, para ayudarte en la creación de tus textos publicitarios, te explicamos de qué tratan y cómo puedes aplicar las estrategias de reiteración, de coherencia local, pragmáticas y retóricas.

Primeramente, la estrategia de reiteración es la que insiste en parte del discurso publicitario con el fin de atraer la atención de la audiencia y tiene diferentes recursos, tales como:

– Paralelismo sintáctico, en el cual se reiteran estructuras paralelas de dos o varias secuencias. Como, por ejemplo:

En tu casa, en tu carro, en tu oficina

en cualquier ambiente,

estamos contigo.

– Reiteración de sintagmas, en el cual se repite más de una vez el nombre de un producto, servicio o marca con el propósito de posicionarlo en la mente del público. Ejemplo:

En Elipsis Service queremos ayudarte a crecer…

Conecta con tus posibles clientes de la manera correcta y llega más lejos con Elipsis Service.

Síguenos en las redes sociales como @ElipsisService y llámanos al 04246842766.

En Elipsis Service, impulsamos tus sueños.

– Reiteración de atributos, que busca hacer referencia o describir las propiedades de los productos o servicios para solucionar un problema. Como, por ejemplo:

Fanta ofrece lo que tiene:

el zumo natural de la naranja, el rico sabor a naranja madura,

las burbujas que avivan la sensación de alegre frescor.

Fanta es un fantástico refresco que llena de buen humor.

– Reiteración de léxico científico – técnico, en el cual se mencionan elementos sobre la composición del producto, como materiales e ingredientes. Esto otorga superioridad y confianza, y suele usarse mucho en el área automotriz y de cosméticos. Ejemplo:

Prueba la fórmula perfecta

Ácido hialurónico y calcio

Triple acción: Antiarrugas, reafirmante e hidratante

– Reiteración de interlengua, es cuando se habla en varios idiomas en el nombre, funciones y atributos de un producto o servicio. Por ejemplo:

Vigocéane de Gatineau está elaborada a partir de dos ingredientes marinos, el codium y la vitalline,

que estimulan, revitalizan y devuelven la energía y el vigor que su piel necesita.

 

Por otra parte, tenemos la estrategia de coherencia local, que es la que se refiere a las conexiones entre las proposiciones. Esta cuenta con tres recursos:

Secuencia de causalidad: expone las consecuencias o resultados al usar algún producto, servicio o marca. Como, por ejemplo:

Si quieres verte de 35 y tienes 45,

usa la mejor crema antiarrugas.

Tendrás resultados inmediatos

Especificación: a través de este recurso se demuestra la eficacia del producto o servicio, y hace referencia a investigaciones científicas o profesionales que lo respaldan. Por ejemplo:

La marca #1 recomendada por odontólogos

Generalización: en esta se generaliza con o sin el uso de cuantificadores con el propósito de atraer al lector. Un ejemplo sería:

Comprobado por todo el mundo

 

En cuanto a las estrategias pragmáticas, se dice que estas buscan emplear palabras o frases que tienen un significado lingüístico en un contexto social determinado; como actos de prometer, de informar, de especificar, de dirigir un determinado curso de acción o los deseos y el comportamiento de la audiencia en la dirección deseada, que sería la adquisición del producto o servicio.

Por otro lado, las estrategias retóricas tratan de convencer por medio de la razón y persuadir a través de la afectividad. Dentro de ellas, se encuentran las siguientes:

Exageración, la cual exagera los atributos del producto a través del empleo de estructuras comparativas y superlativas. Como, por ejemplo:

Lo mejor de la cocina francesa

  Mitigación, la cual se caracteriza por el uso de eufemismos. Ejemplo:

Los primeros signos de la edad

– Enumeración, la cual busca enfatizar lo deseado a través de la enumeración de atributos de gran intensidad afectiva. Por ejemplo:

Retira el brillo de la cara,

no remueve el maquillaje,

no elimina la hidratación natural de la piel

– Comparación, en la cual se contrastan diferencias con la competencia. Un ejemplo sería:

Mejor que cualquier otro producto

– Contraste: a través de este recurso se establecen diferencias positivas y negativas. Como, por ejemplo:

Antes de usarla, pareces de 45

Después, puedes lucir como de 35

– Énfasis, la cual busca resaltar una cualidad o atributo a causa de productos, servicios o marcas. Por ejemplo:

Rizos más brillantes y más libres

– Reforzamiento mediante citas: utiliza citas de expertos o usuarios para reforzar la autoridad. Como, por ejemplo:

Mother!

La película de estudio más subversiva en décadas – Joshua Rothkopf

 

Ahora, solo hace falta poner en práctica estas estrategias en todos los textos publicitarios que escribas, tomando siempre en cuenta que cada uno de los canales de difusión requiere diferentes formas de emplear las palabras que con mucha creatividad salen de nuestra boca y dedos. 😉

 

Por: @MaryBohorqueez

Share This