Definir a quién estará dirigida nuestra marca y sus comunicaciones es uno de los pasos más importantes para que nuestras estrategias de marketing puedan funcionar.

 

Para comenzar, hay que definir el término, así que es importante aclarar que los Buyer Personas son representaciones ficticias de los diferentes segmentos de clientes a los que nos dirigimos. Es decir, establecemos los Buyer Personas de acuerdo a nuestro target, tomando en cuenta elementos sociodemográficos, de personalidad y conducta.

De este modo, al crear representaciones de los clientes, se hace más fácil la creación de contenido debido a que se puede buscar información para cada uno de los Buyer Personas que la marca tenga, y así no dejar de lado algún segmento. Además, al tener definido esto, es más sencillo saber cómo hablar porque ya está definido con quién estamos hablando. Todo esto se hace con el fin de dirigir los esfuerzos de una mejor manera para que puedan cumplirse las estrategias de marketing, ya que no es lo mismo crear contenido generalizado, que crear el contenido que nuestros clientes buscan y necesitan.

Así pues, para crear el arquetipo de cliente ideal, debes conocer bien la marca y entender a la perfección la audiencia a la que está dirigida. Al tener esto muy claro, se establece de una manera creíble y coherente la personalidad de nuestros clientes, tanto actuales como potenciales. Es importante pensar en tus Buyer Personas como si fueran clientes reales, pues esto ayuda a darle el enfoque adecuado a tu trabajo como creador de contenido y como Community Manager.

Información personal

En este aspecto, se debe mencionar cómo es nuestro cliente, qué motivaciones tiene, cuáles son sus intereses, a qué aspira, cuál es su nombre, cuál es su profesión y cómo es su personalidad.

Información sociodemográfica

En este punto se especifica la edad de nuestro Buyer Persona, su género, dónde vive, el nivel educativo que tiene, y su nivel socioeconómico.

Conducta

Aquí tiene cabida la conducta laboral y la conducta online. Se especifica cómo o para qué utiliza las redes sociales, qué hace en internet, dónde busca información, a qué se dedica y cómo es en su lugar de trabajo.

Relación con la marca

En este aspecto describimos qué intereses tiene el Buyer Persona sobre la marca, qué espera de ella, para qué sigue sus redes sociales, por qué la conoce, qué interacción tiene con ella y se menciona si es cliente actual o no.

Principales ventajas del establecimiento de los Buyer Personas

  • Ayuda a conocer mejor el público al que te diriges. Aprendes cómo es tu audiencia, cómo se comporta, qué espera de la marca y qué requiere de ella.
  • Saber qué contenido crear y cómo hacerlo, gracias a que puedes dirigir contenido a cada uno de tus Buyer Personas basado en sus necesidades y hablarle de la manera que ellos entiendan.
  • Optimización de recursos de marketing, debido a que, al identificar específicamente nuestra audiencia, las estrategias de marketing a establecer podrán ir dirigidas a cada uno de los segmentos a los que llega la marca y el resultado será más positivo.

En la actualidad, el marketing está netamente asociado a la relación con las personas, es por esto que identificar tus Buyer Personas es de vital importancia para entender el punto de vista de tu audiencia y las diferencias que hay en ella, para poder llegar a las variadas necesidades que podemos encontrar en los clientes. Así, las estrategias de marketing de contenido estarán llenas de valor que van a mejorar tu marca, acercarla a las personas que te interesan y crear una relación de fidelidad porque te comunicas como las personas esperan que lo hagas.

Share This